Inicio  » Noticias  » Taxis para perros

Taxis para perros

Autor

Consumer.es

Fecha de publicación

11/01/2013

Resumen

'¡Taxi! Somos mi perro y yo'. Moverse por la ciudad en la compañía de un perro no siempre es sencillo. Muchos taxistas, al ver al peludo pasajero, responden con una negativa. Sin embargo, algunos sí admiten canes, e incluso, se han especializado en atender a los viajeros caninos. Este artículo explica cómo funcionan los taxis para perros, qué tipo de carreras hacen y cómo velan por la seguridad e higiene de los viajeros.

Artículo

Una asociación madrileña ha creado la primera flota de taxis amigos del perro de España Hace un año, Martín comentó este problema con una amiga, también propietaria de un can, y ambas decidieron transformar los vehículos de la asociación eTaxi de Madrid, que preside Martín, en la primera flota de taxis en la que los perros son 'siempre' bienvenidos.

La asociación la integran taxistas que en su mayoría son propietarios de canes y, sobre todo, amantes de los animales. Por ello, todos los vehículos sin excepción aceptan pasajeros de cuatro patas a bordo, algo que además hacen con mucho gusto. 'Nuestra plantilla tiene que ser 100% perruna', remacha Martín. 'Queríamos reivindicar que el perro no es un trasto, sino un amigo que debe ser bien recibido en los medios de transporte', añade.

Los viajes al veterinario son una de las carreras frecuentes que cubren los taxistas amigos de los perros. En especial de noche y por motivos de urgencia. Los trayectos al aeropuerto son otra petición habitual para los pasajeros caninos. Incluso se demandan los desplazamientos a los grandes parques periurbanos de las ciudades, que permiten a los canes urbanitas respirar aire fresco.

Las objeciones que ponen los taxistas reacios a los pasajeros caninos son variadas. El tamaño del perro es una de las más repetidas. En principio, encontrar transporte parece más sencillo para un perro pequeño que para un galgo o un gran danés. Los taxis para perros protegen los asientos con una funda y utilizan arneses de seguridad 'Siempre existe la posibilidad de cubrir el asiento trasero con una funda impermeable', explica la taxista. Este recubrimiento mantiene libre de pelos los asientos del vehículo. Además, 'la mayoría de los perros son mejores pasajeros y más limpios que algunas personas', subraya.

Una ciudad más humana y perruna Iniciativas como la de eTaxi son aplaudidas por quienes comparten hogar con animales. Hay más de 4.700.000 canes en España, según el censo de la Asociación Nacional de Fabricantes de Pienso para Animales de Compañía.

Es el caso de Micaela de la Maza, que además de convivir con Colega, un precioso can mestizo, es la responsable del sitio web SrPerro. 'Es una propuesta que consigue que la vida urbana con el can sea más fácil, contribuye a hacer una ciudad más humana y, de paso, a frenar el abandono de perros', dice de la Maza.

Las normas de la Dirección General de Tráfico señalan que el can no puede viajar suelto ni en el asiento delantero. Debe hacerlo en las butacas traseras, dentro de un trasportín o amarrado por un arnés (mejor con doble enganche) al anclaje del cinturón de seguridad. Esta última opción es la utilizada por los conductores de la asociación eTaxi.

En Madrid, la Asociación eTaxi. La guía 'Madrid con perro', editada por la web SrPerro, incluye otras direcciones de taxistas y establecimientos amigos del perro en la capital. En País Vasco, Radio Taxi Bilbao. Aunque no todos sus conductores aceptan perros. Es mejor llamar antes y asegurarse. En Cataluña, Taxi animals. No es un servicio de taxi normal, sino que se han especializado en los desplazamientos caninos. En Galicia, Taxi dog. Como en el caso catalán, tampoco es una flota común, sino centrada en los canes.



Comentarios