Inicio  » Noticias  » CONSIDERACIONES DE LAS PRUEBAS DE TITULACIÓN PARA LAS PRINCIPALES VACUNAS CANINAS

CONSIDERACIONES DE LAS PRUEBAS DE TITULACIÓN PARA LAS PRINCIPALES VACUNAS CANINAS

Autor

Veterinaria.org

Fecha de publicación

04/08/2011

Resumen

La administración rutinaria de vacunas a perros ha sido uno de los factores más significantes a la hora de reducir las enfermedades infecciosas caninas.  Este enfoque ha resultado muy efectivo para el control de las infecciones que fueron consideradas como importantes causas de mortalidad y morbilidad.  Aunque los veterinarios están de acuerdo en que la vacunación es necesaria, es la frecuencia de la misma lo que ellos ponen a debate.

 

Artículo



Informe de Ronald D. Schultz, PhD, Dipl. ACVIM, Profesor y Catedrático, Dpto. Ciencias Patobiológicas de la escuela de Medicina Veterinaria – Universidad de Wisconsin- Madison.

Introducción:

La administración rutinaria de vacunas a perros ha sido uno de los factores más significantes a la hora de reducir las enfermedades infecciosas caninas.  

Este enfoque ha resultado muy efectivo para el control de las infecciones que fueron consideradas como importantes causas de mortalidad y morbilidad.  

Aunque los veterinarios están de acuerdo en que la vacunación es necesaria, es la frecuencia de la misma lo que ellos ponen a debate.

Los veterinarios necesitan administrar la vacuna para la rabia como viene definida por la ley, pero otras vacunas importantes como para virus Moquillo Canino (CDV), Parvovirus (CPV-2) y Adenovirus (CAV), son administradas con más frecuencia de la necesaria. Las vacunas son en gran parte seguras, y han mejorado la salud y el bienestar de los animales; pero el problema viene cuando el animal no necesitaba realmente la vacuna y esto es lo que no es aceptable. La mayoría de cachorros necesitan ser vacunados ya que alguno de ellos no ha recibido vacuna nunca. Es sabido que los perros a menudo mantiene protección frente a CDV, CPV-2 y CAV-1 ( de la vacunación con CAV-2) para más de 3 años, existiendo numerosos estudios que soportan esta observación. Las principales vacunas no deberían ser administradas con una frecuencia más corta de 3 años después del recuerdo de los 12 meses, porque la duración de la inmunidad (DOI) es de algunos años y puede aumentar a lo largo de la vida del animal. Para comprobar el estado inmunológico del animal pueden utilizarse las pruebas de titulación. 

 

Para las principales vacunas caninas hay una excelente correlación entre la presencia de anticuerpos y la protección inmunitaria y hay un DOI largo para estos productos. 

 

Prueba de titulación para determinar la duración de la inmunidad (DOI):    

Las pruebas de anticuerpos pueden ser usadas para la demostración de DOI después de la administración con las principales vacunas.

  Por tanto, cuando el animal presenta anticuerpos no debería necesitar la revacunación. Si el anticuerpo está ausente (indistintamente del test serológico utilizado) el perro debería ser revacunado a menos que haya una base médica para lo contrario. 

 

Comúnmente, la desventaja de las pruebas de anticuerpos es el coste y tiempo de obtención de resultados.

 

La mayoría de las veces, la titulación requiere el envío de sangre o suero a laboratorios lo que implica un encarecimiento del test y una prolongación en el tiempo de obtener resultados. Desde hace años ha sido requerida una prueba rápida y fácil de usar.

Un cambio de concepto

Recientemente, Vaccicheck Canino fue aprobado por la USDA. El Vaccicheck Canino tiene la intención de ser utilizado como una herramienta de diagnóstico para evaluar el título de anticuerpos en respuesta a la vacunación o infección por Virus Moquillo canino, Hepatitis canina y Parvovirus canino.  

Es un test rápido, simple, fiable y rentable en ensayos rutinarios y especialmente útil para determinar si un perro requiere una vacunación adicional. Esto puede salvar al animal de una revacunación innecesaria. También puede determinar el estado de vacunación de un perro cuyo historial es desconocido o ayudar a conocer si el cachorro ha recibido inmunidad recientemente, si la muestra es recogida en 2 o más semanas después de la última dosis a las 14-16 semanas de edad. Si un cachorro no tiene anticuerpos frente CDV o CPV-2, debería ser revacunado inmediatamente y no esperar a que cumpla el año.  

Otra característica de Vaccicheck canino es la individualización de sus pruebas. Además, los resultados son conservados, con un resultado simultáneo para las 3 vacunas por test. Debería ser útil para clínicas veterinarias, refugios y laboratorios veterinarios indistintamente. Los resultados son obtenidos en 20 minutos.  

El kit contiene en sí mismo un ELISA en fase sólida que no necesita ningún reactivo de preparación. Los profesionales por tanto, tienen un test rápido y simple que puede ser desarrollado con un coste razonable para el propietario de la mascota.  

En el pasado, aunque había una intención por parte de muchos propietarios y veterinarios de llevar a cabo la vacunación además de automatizar la revacunación, el precio de los test para titulación cuando eran comparados con los de la vacuna eran significativamente más caros. Por eso, con el factor precio disminuido por el uso de Vaccicheck canino, el concepto debería ser además de venta de tarjetas recordatorio para vacunas, un chequeo anual de los recordatorios.  

Un chequeo cada año de la salud del animal disminuye el énfasis por una revacunación anual. Esto también puede englobar a las vacunas no principales las cuales deberían ser administradas anualmente ya que el tiempo de protección inmunológica es generalmente 1 año o menos. Ni la titulación ni la vacunación son necesarias cada año debido a la duración de la inmunidad. Sin embargo, una muestra de sangre tomada de un animal cada año para un control del sistema inmunitario es preferible ante una vacunación innecesaria ya que la vacuna puede causar daño y el tomar una muestra de sangre y realizar un test de titulación no conlleva daño alguno. También, hay muchos profesionales y propietarios que necesitan con seguridad conocer si existe o no inmunidad. Un test de anticuerpos como es Vaccicheck puede darles esta confirmación.  

Test de titulación para cachorros

Un ensayo de anticuerpos para CDV, CPV-2 y CAV- 1 es un test con grandes beneficios a la hora de monitorizar la inmunidad del animal, especialmente después de las series de vacunación en cachorros. Una vez transcurridas 2 semanas de la terminación de las series en cachorros de 14-16 semanas, el animal debería tener un resultado positivo. Animales seronegativos deberían ser revacunados y testados de nuevo 2 o más semanas más tarde. Si los resultados son de nuevos negativos, debería tomarse la consideración que el perro no responde frente a ello y que es posible que sea incapaz de desarrollar una protección inmunitaria. Para confirmar el protocolo del cachorro, el Vaccicheck canino deber ser considerado como rentable, fácil de usar y un recurso para testar titulación frente Hepatitis (Adenovirus canino), Parvovirus y Moquillo.   

  

 Ilustración Vaccicheck  

Más Información en el Tel. (+34) 91 8841374 o en la web de euroveterinaria.com 



   

   



Comentarios