Inicio  » Baul  » Logran secuencia del genoma de parásito que mata a las abejas mieleras

Logran secuencia del genoma de parásito que mata a las abejas mieleras

Autor

Veterinaria.org

Fecha de publicación

29/11/1999

Resumen

Científicos estadounidenses anunciaron hoy que lograron la secuencia del genoma de uno de los parásitos que están diezmando las abejas productoras de miel.

Artículo

 

En un informe publicado en la revista PLoS Pathogens, los científicos señalan que su investigación ayudará a establecer los hábitos migratorios del parásito, a determinar cómo se convierte en un factor dominante y ayudará a detener la infección.Los científicos del Servicio de Investigaciones Agrícolas identificaron el parásito como Nosema ceranae, uno de los patógenos que estarían contribuyendo a la persistente declinación de la población apícola en Estados Unidos.Según el Departamento de Agricultura, la enfermedad que ha causado la extinción de muchas colonias apícolas se desencadenó en 2006 cuando algunos apicultores informaron de pérdidas de alrededor de 90 por ciento.La producción de miel de abejas es una industria que tiene cada año un movimiento de capital de unos 15.000 millones de dólares en Estados Unidos.Según los científicos el mal que padecen las abejas sería el resultado de la combinación de varios patógenos, parásitos y otros factores.Uno de los más importantes es el Nosema ceranae, un microbio que produce esporas que absorben los insectos durante sus recorridos para alimentarse.La infección se propaga desde el aparato digestivo y a las pocas semanas desaparecen las colonias o pierden gran parte de su población.Según los científicos hasta hace un tiempo se consideraba que la principal fuente de infección apícola era el parásito Nosema apis.Sin embargo, fue sustituido por el Nosema ceranae que se originó en abejas mieleras asiáticas, se transmitió a las abejas europeas que se usan comercialmente en Estados Unidos.En la secuencia del genoma participaron también científicos de la Universidad de Maryland y de la Universidad de Nueva York. Fuente: adn.es que a su vez cita como fuente a EFE.  

Comentarios