Inicio  » Baul  » Cuando el paciente llega al hospital a cuatro patas

Cuando el paciente llega al hospital a cuatro patas

Autor

Veterinaria.org

Fecha de publicación

20/06/2009

Resumen



Dos meses y medio después de que el Hospital Clínico Veterinario abriera sus puertas, más de doscientos animales han pasado por las consultas del nuevo centro sanitario leonés.

Artículo

 

 

Aún sin inauguración oficial a la vista y con un presupuesto que se ha ido recortando gradualmente, el nuevo Hospital instalado en el campus leonés pelea por abrir poco a poco todas sus consultas y convertirse en centro de referencia en la atención clínica veterinaria del noroeste español. De momento, ya son un puñado de provincias del entorno las que han derivado animales al hospital leonés para la realización de pruebas o intervenciones.

El director del centro, Norberto González, reconoce que el balance de estos primeros meses es 'muy positivo, con más volumen del esperado' y con casos derivados principalmente por los propios veterinarios. Y es que el objetivo final no es entrar en competencia directa con las clínicas veterinarias existentes, sino convertirse en complemento suyo a la hora de abordar casos problemáticos o que requieran de pruebas diagnósticas que no se pueden realizar en centros pequeños.

La apertura de servicios, sin embargo, está siendo gradual. 'Queda por poner en marcha consultas como Oftalmología y disponer de un TAC, que trajimos de la Facultad de Veterinaria y está averiado'. Adquirir uno ahora, sin embargo, 'fulminaría nuestro presupuesto de años', reconoce González. Lo que también hace falta son especialistas. 'Se necesita más personal. Como Hospital debemos dar servicios que no dan las clínicas y para ello se requiere de plantilla', apunta el director del centro. 'Cada vez se tiende más a la especialización. Unos especialistas sólo ven Neurología, otros Oftalmología...'. En la actualidad, el centro cuenta con tres veterinarios en plantilla y cinco residentes. Los alumnos de la Facultad de Veterinaria, de hecho, hacen rotaciones en los servicios.

'Pasan por aquí diariamente', apunta. El objetivo, que asistan a consultas, a operaciones o que supervisen a los animales hospitalizados durante la noche.

A día de hoy están en marcha las consultas de Medicina Interna, los servicios de diagnóstico, salvo el TAC, las consultas de infecciosos, el área de UCI y los cuatro quirófanos, uno de ellos destinado a prácticas. El servicio de anatomía patológica y necropsias aún lo realiza la Facultad de Veterinaria, aunque en breve estará ultimado en el nuevo centro sanitario. Gestionado a través de una Fundación, en la que Junta y Universidad son la principal fuente de ingresos, el presupuesto con el que cuenta el Hospital sigue siendo, sin embargo, el caballo de batalla. 'La crisis afecta lógicamente y se han producido restricciones del presupuesto inicial', reconoce Norberto González.

La puesta en servicio del Hospital Veterinario contaba con un presupuesto de un millón de euros consignado para el año pasado y de medio millón para éste. El de 2008 no se completó y el de este año se ha recortado 'considerablemente', tal y como reconoció González. La rebaja del presupuesto podría rondar el 70%.


Fuente: El Mundo




Comentarios