Inicio  » Baul  » Descifran la clave genética de la docilidad

Descifran la clave genética de la docilidad

Autor

Veterinaria.org

Fecha de publicación

29/11/1999

Resumen

Un equipo de científicos alemanes, rusos y suecos, han descubierto las áreas del genoma responsables de la docilidad, un hito para la cría de animales, según los expertos.

Artículo

 

Este descubrimiento, publicado en el número de junio de la revista 'Genetics', podría ayudar a los criadores de animales, granjeros, zoólogos y cualquier otro profesional que se dedique al manejo de los animales, para un mejor entendimiento de qué hace que algunos animales se lleven mejor con los seres humanos que otros.

También puede ayudar a desarrollar estrategias de cría diseñadas para que genes específicos pasen de una generación a otra como manera de producir animales dóciles.

'Espero que nuestro estudio represente un entendimiento detallado de la genética y la biología de la docilidad', declaró Frank Albert, científico del Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology de Alemania y principal autor del trabajo. 'Puede ser que seamos capaces de domesticar algunas de esas especies que los humanos no han podido someter hasta ahora, caso del búfalo africano'.

Las raíces de este estudio se remontan a 1972, cuando investigadores de la extinta Unión Soviética capturaron a un grupo de ratas en las inmediaciones de la ciudad de Novosibirsk, en Siberia. Después de llevarlas al laboratorio, los investigadores las dividieron en dos grupos.

El primero incluyó a las más 'amistosas' con la presencia humana y el segundo a las más agresivas. Desde entonces, esas ratas han sido criadas en dos grupos separados, y ahora, los dos grupos presentan una actitud claramente dispar hacia las personas. Las ratas dóciles se dejan acariciar y coger, y nunca atacan. Las agresivas se revuelven, huyen o atacan y muerden.

Para el nuevo estudio, los científicos emparejaron ratas dóciles y agresivas e identificaron las regiones en el genoma que causan que una rata sea más dócil o agresiva, informa Science Daily.
 Fuente: Europa Press 

Comentarios