Inicio  » Baul  » Las garrapatas desatan la alarma en Turquía

Las garrapatas desatan la alarma en Turquía

Autor

Veterinaria.org

Fecha de publicación

13/08/2009

Resumen

39 personas mueren en lo que va de 2009 por lsa picadura de garrapatas. Las autoridades proyectan soltar miles de perdices para reducir la plaga.

Artículo

 
 

En Turquía, las garrapatas son portadoras de la Fiebre Hemorrágica de Crimea-Congo (CCHF), que produce una mortalidad del 50%, por lo que sus picaduras son altamente peligrosas.

Según un informe del Sindicato de Trabajadores de la Sanidad Turca, desde 2002, año en que se comenzaron a publicar estadísticas de estos incidentes, se han registrado 150 muertes por picadura de este ácaro, con un número de decesos que ha venido incrementándose en los últimos años, informó la televisión privada NTV de fuentes del Sindicato de Trabajadores de la Sanidad Turco.

Así, los casos de CCHF fueron de 6 entre 2002 y 2003, 13 en 2004, 13 en 2005, 27 en 2006, 33 en 2007 y 55 en 2008. Por ello, las 39 muertes en los primeros siete meses de 2009 han encendido las alarmas en el sector sanitario y los medios de comunicación, informa la agencia EFE.

La Asociación de Veterinarios Turcos ya había alertado este año de que la población de garrapatas iría en aumento a causa de la 'incorrecta' desinfección de los bosques y zonas verdes, ya que los productos químicos utilizados están provocando la muerte de otros insectos que se alimentan de garrapatas.

Desde 2002, cuando se registró la primera muerte por picadura de garrapata en Anatolia Central, el número de estos peligrosos ácaros ha crecido incluso en las grandes ciudades, causando cierto pánico entre la población urbana.


El virus de la llamada fiebre hemorrágica de Crimea-Congo se contagia fundamentalmente por la picadura del ácaro, que infecta a vertebrados de todo tipo. A pesar de los 131 muertos registrados desde el 2002 en Turquía, los especialistas en enfermedades exóticas aclaran que la incidencia oscila dentro del rango habitual en esa región. Además, añaden que en España existe la misma especie de garrapata, aunque nunca se ha detectado el virus y, por lo tanto, el riesgo de contagio de la enfermedad es nulo.

'Lo de Grecia parece un caso aislado', cuenta Josep Maria Ramon, jefe de la unidad de vacunación internacional del Hospital de Bellvitge, en Barcelona. En cuanto a Turquía, 'las cifras no son excepcionales para esa zona', añade, 'y no debería considerarse como un brote, que implicaría a muchos más afectados'.

La enfermedad se detectó por vez primera en la península de Crimea (Rusia) en 1944 y, posteriormente, en el Congo en 1955. De ahí el nombre, aunque actualmente también se localiza en países asiáticos y del Mediterráneo oriental como China, India, Pakistán, Hungría, Turquía y zonas del África subsahariana.

La garrapata Hyalomma marginatum parasita a diversos vertebrados que pueden estar infectados --desde liebres y cabras hasta avestruces y rinocerontes--, chupando su sangre y transmitiendo el virus a otros vertebrados, incluidos los humanos. Los juveniles de esta garrapata tienen predilección por animales de pequeño tamaño, como aves migratorias, con lo que el área de distribución del ácaro se puede extender a otras regiones y, con ellas, la enfermedad. También puede haber contagio por contacto directo con sangre infectada (de animales o de humanos).

Fuente: elmercuriodigital

Link relacionado: Siglo XX!: Era de las Zoonosis

 



Comentarios