Inicio  » Baul  » Existencia de patógenos carnívoros silvestres del País Vasco

Existencia de patógenos carnívoros silvestres del País Vasco

Autor

Veterinaria.org

Fecha de publicación

20/05/2010

Resumen

Es la principal conclusión obtenida por una investigadora del Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario, en su tesis doctoral “Los carnívoros silvestres como reservorios de enfermedades de interés en sanidad animal y salud pública”.

Artículo

 

El Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario, Neiker-Tecnalia, previene sobre la necesidad de mantener un programa de vigilancia sanitaria de las especies silvestres, con el fin de minimizar la incidencia de enfermedades, algunas de las cuales pueden ser transmisibles a humanos y animales domésticos. Esta es la principal conclusión obtenida por Xeider Gerrikagoitia, investigadora de este centro, en su tesis doctoral “Los carnívoros silvestres como reservorios de enfermedades de interés en sanidad animal y salud pública”.

 

Para realizar la investigación, se practicó la necropsia y análisis de 215 cadáveres de carnívoros silvestres, recogidos entre los años 2001 y 2006 en el País Vasco. El análisis confirmó la presencia de patógenos zoonóticos de carácter relevante a niveles no alarmantes. Entre las principales infecciones detectadas, se encuentran la salmonelosis, yersiniosis, leptospirosis, toxoplasmosis, bartonelosis, triquinelosis, coccidioidomicosis y sarna.

La investigación se ha centrado sobre carnívoros silvestres, por ocupar éstos la cúspide de la pirámide trófica en el medio natural, y ser, en consecuencia, buenos indicadores del estado sanitario de nuestro entorno. La mayoría de los animales analizados fue tejones y zorros, pero en el estudio también se incluyeron comadrejas, garduñas, gatos monteses, ginetas, lobos, martas, turones y visones americanos.

Es de destacar el papel del tejón y del zorro como candidatos de elección en estudios de vigilancia, debido a que se trata de dos especies muy comunes, relativamente abundantes y muy susceptibles a los agentes zoonóticos investigados. Su estudio ha permitido poner en evidencia la existencia de agentes patógenos no descritos hasta la fecha en España, como es el caso del hongo Coccidioides immitis y de
la bacteria Bartonella rochalimae, ambos transmisibles al ser humano, así como el hallazgo de una nueva especie de Bartonella, que afecta a un número elevado de tejones.

El estudio de tejones ha permitido, igualmente, identificar una posible nueva especie de nematodo del género Angiostrongylus, que en el peor de los casos podría ser una nueva especie sólo observada previamente en Bulgaria.

Los resultados obtenidos han puesto en evidencia la necesidad de realizar estudios adicionales encaminados a determinar la epidemiología de estos agentes, así como de mantener programas de vigilancia de la fauna silvestre para controlar más precoz y eficientemente enfermedades comunes a los animales y a las poblaciones humanas.


 

Fuente: Baequeresearch 

 

 

 

 



Comentarios