Inicio  » Baul  » Un perro en la carretera

Un perro en la carretera

Autor

Veterinaria.org

Fecha de publicación

07/06/2009

Resumen

El único veterinario capacitado para atender a un perro atropellado es un profesional autónomo en ejercicio libre de la profesión o que realice su labor en una clínica veterinaria. Hay ayuntamientos que tienen veterinarios concertados para estos casos. Los Servicios Veterinarios de guardia de la Junta no tienen competencia...

Artículo

 

A quien no se le ha cruzado alguna vez un perro en la carretera? Creo que a la mayoría de los conductores. La mayor parte de las veces nos da tiempo a frenar y no ocurre nada, pero otras veces se produce un accidente con daños para nuestro vehículo y para el animal que, en ocasiones, muere y en otras queda lesionado o moribundo. ¿Qué hacer en estos casos? ¿Qué hacemos cuando nos bajamos del coche y nos encontramos al perro con graves lesiones?

En relación con este tema se publicó una carta en HOY el día 2 de mayo. Pues bien los Servicios Veterinarios de guardia de la Junta de Extremadura no tienen competencia en estos casos, pues sus labores de vigilancia en temas relacionados con la sanidad animal, que son cuestiones administrativas largas y extensas de explicar, nada tienen que ver con el sacrificio o la asistencia sanitaria de un perro atropellado. El único veterinario capacitado para hacerlo es un profesional autónomo en ejercicio libre de la profesión o que realice su labor en una clínica veterinaria. Hay ayuntamientos que tienen veterinarios concertados para estos casos. Por ello, si se atropella a un perro en la carretera, lo mejor es llamar al cuartel de la Guardia Civil más cercano y una patrulla se desplaza al lugar, localizando en muchas ocasiones al propietario del animal en las fincas colindantes, ya que si el perro presentara lesiones irreparables para realizar la eutanasia hay que tener la autorización del propietario del can, pues podría pedirnos responsabilidades por sacrificar a su perro sin su aprobación. Está totalmente prohibido por las leyes de protección animal sacrificarlo con un arma de fuego, como parece que se hizo en el caso mencionado. ¿De quién es la responsabilidad del accidente causado y del perro? Pues única y exclusivamente del propietario del animal que tendrá que hacerse cargo de los daños originados.

Todo este problema se soluciona con la identificación de los perros regulada por la Ley 5/2002, de 23 de mayo, de Protección de los Animales en la Comunidad Autónoma de Extremadura, que establece, que el poseedor de un animal será responsable de los daños, perjuicios y molestias que ocasione y que deberá identificarlo electrónicamente y censarlo en el Ayuntamiento donde habitualmente viva el animal, dentro del plazo máximo de tres meses contado a partir de la fecha de nacimiento, o en su caso, un mes después de su adquisición. El animal deberá llevar necesariamente su identificación censal de forma permanente. Se establecerá por reglamento la modalidad y forma de identificación electrónica.

Este reglamento todavía no ha sido publicado y estamos a la espera de un decreto que establezcan las normas de identificación de Animales de Compañía en Extremadura como lo poseen la mayoría de las comunidades autónomas.


Fuente: Jesús Nieto Suárez, del Colegio de Veterinarios de Badajoz. Diario Hoy.



Comentarios