Inicio  » Baul  » Ciencia y Honra

Ciencia y Honra

Autor

Veterinaria.org

Fecha de publicación

16/07/2011

Resumen



La ciencia reclama honestidad, honradez, sinceridad, dedicación, disciplina y seriedad y todo eso sustentado por una dedicación plena al estudio y libre de ribetes de ostentación con el ánimo de deslumbrar, que en esa forma es una sutil y descarada forma de engañar.

Artículo

 

Estimados amigos de la Comunidad, todos los que nos sentimos profesionales sentimos también la obligación de ser honestos ante todo con nosotros mismos y rendir tributo y veneración a cuantos nos precedieron y a contemporáneos que afanosamente dedican todo su tiempo al descubrimiento de hechos hasta ahora encubiertos o a la interpretación de algunos hasta hoy no interpretados correctamente o no interpretados.

La ciencia reclama honestidad, honradez, sinceridad, dedicación, disciplina y seriedad y todo eso sustentado por una dedicación plena al estudio y libre de ribetes de ostentación con el ánimo de deslumbrar, que en esa forma es una sutil y descarada forma de engañar.


El científico es modesto, la inmodestia solo viste a los incapaces, a los que se valen de mil un pretexto para quererse dar brillo. El científico respetado lo es por sus resultados reales, visibles y demostrables.


Los que dicen muchas veces ¨Yo he hecho¨  ¨Yo he realizado¨, ¨Yo he impartido¨ Yo, Yo, Yo y Yo tienen que repetir muchas veces ese Yo, porque nadie los tiene en cuenta, nadie los ve y entonces hacen mucho escándalo para hacerse notar.

Cuidado con los curriculum amigos, no es solo lo que digan, sino en verdad lo que pueden hacer los que muestran un curriculum inflado con muchas incongruencias y tantas tonterías que cuando perdemos en el tiempo leyéndolos, nos mueven a la risa, la lastima y la soberbia por faltar a la Ciencia y a la Honra.

Hoy, al menos es mi apreciación, muchos ¨profesionales¨ pretenden VENDERSE y para ello no escatiman en llenar infinidad de líneas con ¨cosas¨ que lo hacen aparecer como un científico prospero, inteligente y codiciado y cuando se hace un análisis exhaustivo y se pone a prueba su desempeño no aparece más que un mediocre, ignorante de las más elementales normas de comportamiento moral y de respeto a la profesión que lo enviste.

Cierto es que quién compra es quien pagará y en eso no debe nadie interceder ni criticar, pero al menos debemos estar alertas para no dejarnos llenar los ojos con este tipo de ¨profesional¨.

Ciencia y Honra deben marchar juntas.

Gracias por su atención,

José Dearriba Concepción

 



Comentarios