Inicio  » Baul  » CATÁSTROFE INVERNAL MUNDIAL. PASADO-PRESENTE-FUTURO

CATÁSTROFE INVERNAL MUNDIAL. PASADO-PRESENTE-FUTURO

Autor

Veterinaria.org

Fecha de publicación

16/07/2011

Resumen

 Un artículo de verdadera actualidad que nos debe poner a reflexionar a todos en lo personal y familiar.

Artículo

El contenido del presente artículo no pretende asustar a la población con predicciones apocalípticas  sino, por así decirlo, tratar de resumir unos acontecimientos reales de los cuales   la población mundial es testigo e  intentar que se tome, desde ahora, conciencia  del riesgo potencial que existe  por las futuras olas de calor consecutivas a veranos fuertes y prolongados y por  inundaciones igualmente debidas a lluvias e inviernos intensos, ello significa que las enfermedades zoonóticas transmitidas por vectores permanecerán como un reto importante para la salud pública en las próximos años y quizá décadas.

El titular “CATASTROFE INVERNAL” se viene escuchando y leyendo en los diferentes medios de comunicación de todo el mundo con gran insistencia desde principios del año 2010 y se ha vuelto más repetitivo en los primeros meses de este año 2011.

CAUSAS

Según los expertos, uno de los mayores  responsable de esta situación es el fenómeno climático conocido como La Niña, que se verifica en el Océano Pacífico, la causa de semejante trastorno climático global reside en la interacción entre el mar y la atmósfera al este de Australia.

El efecto invernadero, el calentamiento global, el cambio climático, el derretimiento de los glaciares,  incrementos en los niveles del mar, incendios forestales, deforestación, erupciones volcánicas, fenómenos de El Niño y La Niña, tornados cada vez más devastadores, frecuentes, anchos y con ráfagas de vientos hasta de 320 kilómetros por hora que por  su violencia han enviado escombros a más de 100 kilómetros de distancia, vendavales, granizadas, tsunamis, terremotos, fugas nucleares,   ciclones, sequías, inundaciones, los movimientos de las placas tectónicas, el incremento y descenso natural de la cantidad de dióxido de carbono, que influye en la regulación de la temperatura global  y otros fenómenos naturales, según los expertos, se presentarán cada vez con mayor frecuencia.  

Lo anterior y muchos más fenómenos naturales, sumados a las  consecuencias originadas  por conflictos bélicos en diferentes naciones,  constituyen un verdadero “salpicón” que debe preocupar por igual y en forma permanente tanto a los gobiernos como a la población, a nivel mundial.  La cantidad de lluvia de varios años cae en unos pocos días y el resultado son desastrosas inundaciones, avalanchas, derrumbes que siembran destrucción y muerte en lugares  diversos del planeta tierra.

PASADO  

Según los reportes consultados tanto las lluvias como las Inundaciones, registradas en el período de 1900 a 1920 se pueden considerar de impacto leve y  moderado y unas pocas como alto.

   Algo de destacar para ese entonces un pronóstico de un investigador  español : “…….el aumento de la temperatura puede aumentar el régimen de inundaciones y sequias”.

 

El fenómeno de El Niño puede durar de 14 a 22 meses; decae cuando no hay suficiente agua cálida para sostener el ciclo.  Pero los científicos afirman que no hay dos El Niño iguales, y que se pueden manifestar de diversas maneras.

El Niño fue un fenómeno devastador en 1982 y 1983: provocó inundaciones en Perú, lluvias torrenciales en el sur de California y un invierno totalmente anormal por lo benigno en el resto de EE.UU. 

Simultáneamente dio lugar a graves sequías en Indonesia, África, Australia y a persistentes lluvias en Sur  América  y América.Central.  

PRESENTE

 

Muchos países durante el año pasado (2010) Brasil, Perú, Ecuador, México, Australia, Colombia, Venezuela, California (Estados Unidos), Indonesia, Kenia, Polonia, Hungría,  Costa Rica, Argentina, San Salvador, Chile, Bolivia, Paraguay, España,  Alemania, China, República Dominicana, Corea del Norte, Pakistán, República Checa. Haití y otros de El Caribe,  soportaron un inusual invierno nunca antes visto en los últimos noventa años y que según los pronósticos de los expertos puede extenderse hasta el primer semestre del año 2011.

   Los 373 desastres naturales que ocurrieron en el 2010 se cobraron 296.800 vidas y afectaron a 208 millones de personas.

  Para los primeros meses de este año 2011 fuera de los países anotados se han reportado desastres por inundaciones en Malasia, Sri Lanka, Tailandia, Panamá, Malasia, Filipinas, reportes que seguramente aumentarán en otras zonas del  planeta porque el invierno no da tregua.

   Durante la última década, el número sin precedente de huracanes y tormentas tropicales que se han formado en el Atlántico norte se debe directamente al incremento de la temperatura provocado por el calentamiento global. Hoy en día se forman aproximadamente el doble de huracanes en el Atlántico que hace un siglo. 

 

Entre 1900 y 1930 había un promedio anual de seis ciclones tropicales, de los cuales cuatro fueron huracanes y dos tormentas. Entre 1930 y 1940, el promedio anual se incrementó a 10 ciclones tropicales: cinco huracanes y el resto tormentas tropicales. Finalmente, en el periodo entre 1995 y 2005, el promedio anual aumentó a 15 ciclones tropicales, de los cuales ocho fueron huracanes y siete tormentas tropicales. Al mismo tiempo, las temperaturas medias de la superficie marina en el Atlántico norte han ascendido en más de 0.7 grados centígrados. 

Además de los terrenos anegados, las avalanchas, derrumbes, destrucción de  puentes y calzadas de  carreteras,  ya empiezan a conocerse reportes de brotes de diferentes enfermedades zoonóticas  y problemas originados por animales silvestres que huyen a los centros urbanos : Argentina Leishmaniasis, Dengue, Chagas, Fiebre Hemorrágica transmitida por roedores; Paraguay y Bolivia, Dengue; Cólera en República Dominicana; México durante la temporada de lluvias la incidencia de picaduras de alacrán ha aumento un  30%, los más afectados son los grupos de edad de los 10 a los 14 años, principalmente, así mismo se ha presentado casos de mordeduras por serpientes venenosas.

En Honduras según la doctora Roxana Araujo, Jefe Programa Dengue de la Secretaría de Salud,  se han producido 700.000 casos de Dengue Clásico y están toman serias medidas para evitar transformaciones en Dengue Hemorrágico.

Situación similar se vive en el presente (2011)  en una importante zona agrícola de Estados Unidos, El estado de Tennesse sufrió  severas inundaciones y las autoridades de Memphis advirtieron  que el nivel del río Misisipi podría alcanzar su récord en 70 años. y avanza inexorable a lo largo de los ocho estados que atraviesa, hasta desembocar en Nueva Orleans (Luisiana), ciudad situada a 645 kilómetros de Memphis  ya se han reportado masivas incursiones de roedores y serpientes en zonas urbanas procedentes de las zonas agrícolas inundadas.

En el sur y sudeste de Asia, la última década trajo consigo muchos desastres, entre los que se incluyen devastadoras inundaciones en los estados indios de Gujarat y Mumbai, súper ciclones en la India, Bangladesh y Myanmar, y tsunamis que afectaron a la India, Indonesia, Sri Lanka y Tailandia.

FUTURO El cambio climático se afianza,  los ciclones tropicales probablemente serán más frecuentes e intensos, las lluvias se incrementarán por lo cual   es de esperarse que los desastres naturales, como sequías e inundaciones, ocasionarán más muertes, enfermedades diarreicas, mala nutrición,  enfermedades transmitidas por los mosquitos (Zoonosis).  

En algunas regiones tropicales, las inundaciones al disminuir los niveles del agua dejarán grandes y extensas zonas fangosas hábitat ideal para el crecimiento de vectores (mosquitos) que transmiten enfermedades como  la malaria y el dengue.

   Igualmente muchas enfermedades están en un preocupante aumento como la enfermedad de Lyme, encefalitis transmitida por garrapatas, Fiebre del Nilo occidental y Fiebre amarilla, ya afectan a millones de personas en las regiones tropicales y templadas.

   El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, por ejemplo, ha reconocido que la encefalitis transmitida por garrapatas, se está dispersando hacia el norte de Escandinavia y se ha desplazado a más altura en las montañas de la República Checa, como resultado de los cambios en las temperaturas y los patrones estacionales.

La chikungunya, una enfermedad que prácticamente había sido olvidada en la India, reapareció en algunas regiones del sur del país la razón subyacente es que los cambios climáticos ayudaron a la reproducción y sobrevivencia del mosquito Aedes.

DESASTRE EN COLOMBIA  

Colombia es uno de los países más afectados por la actual ola invernal que ya completa un año, con estos resultados: 3.400.000 personas afectadas, 448 muertos, más de 500.00 heridos,  120 desaparecidos, cerca de medo millón de viviendas afectadas, 75.000 familias desplazadas de sus hogares, miles de kilómetros de vías dañadas, puentes derruídos,   más de un millón de hectáreas inundadas con pérdida total de sus cultivos,  280.000 bovinos ahogados, miles de cerdos, ovejas, aves comerciales igualmente ahogados,  53.000 fincas afectadas,  establos de ordeño, pesebreras, porquerizas, invernaderos, bajo el agua, todo lo anterior porque las precipitaciones son el triple del promedio mundial y el doble del promedio suramericano.

 



La futura situación  sanitaria de Colombia en los próximos dos a tres años, igual que en otras naciones tropicales, es preocupante por la posible presentación masiva de muchas enfermedades transmitidas por mosquitos: Paludismo, Dengue, Fiebre Amarilla, Encefalitis equina (Venezolana, del Este, Oeste), Fiebre del Nilo Occidental, Leishmaniasis, entre otras, así mismo no pueden descartarse brotes de Leptospirosis, Tifo epidémico,  Cólera. Igualmente deben considerarse posibles accidentes por mordeduras de serpientes, picaduras de escorpiones, alacranes y arañas.

DEFINICIONES

ZOONOSIS.- Etimológicamente la palabra ZOONOSIS significa: (zoo=animal, nosis=enfermedad), es decir  enfermedades animales. Son infecciones o enfermedades infecciosas transmisibles, en condiciones naturales, entre los animales vertebrados y el hombre. Se presentan en los humanos por su actividad o exposición con los animales, ya sea por su actividad laboral o ubicación geográfica. 

Se llama VECTOR a un mecanismo que transmite un agente infeccioso desde los individuos afectados (animales) a otros que aún no portan ese agente (hombre). Por ejemplo los insectos hematófagos (mosquitos o zancuditos que al picar chupan sangre) son vectores de diversos virus  FENÖMENOS  El Niño  y La Niña, son los ejemplos más evidentes de los cambios climáticos globales, siendo parte fundamental de un vasto y complejo sistema de fluctuaciones climáticas. 
 

Son los nombres de dos fenómenos atmosféricos-oceánicos que se presentan cíclicamente en períodos variables de 2 a 7 años.  Sus efectos son de alcance regional y global, pues transforman el estado del clima de casi toda la Tierra. . En las áreas normalmente húmedas se originan prolongadas sequías, en las zonas áridas se producen torrenciales lluvias y olas de frío o de calor en distintos lugares del mundo.

  El Niño es un fenómeno climático, errático, con cíclicos entre tres y ocho años que consiste en un cambio en los patrones de movimiento de las corrientes marinas en la zona intertropical provocando, en consecuencia, una superposición de aguas cálidas procedentes de la zona del hemisferio norte inmediatamente al norte del ecuador sobre las aguas de emersión muy frías que caracterizan la corriente de Humboldt; esta situación provoca estragos a escala mundial debido a las intensas lluvias, afectando principalmente a América del Sur, tanto en las costas atlánticas como en las del Pacífico.

El nombre científico del fenómeno es Oscilación del Sur El Niño, fenómeno explicado por el movimiento de rotación terrestre. 

 

La Niña es un fenómeno climático que forma parte de un ciclo natural global del clima conocido como El Niño-Oscilación del Sur. Este ciclo global tiene dos extremos: una fase cálida conocida como El Niño y una fase fría, precisamente conocida como La Niña. 

El paso de un extremo al otro se ve influido por una estrecha relación entre la temperatura de la superficie del mar y los vientos. Cuando existe un régimen de vientos alisios fuertes desde el Este, las temperaturas ecuatoriales se enfrían y comienza la fase fría o La Niña. Cuando la intensidad de los alisios disminuye, las temperaturas superficiales del mar aumentan y comienza la fase cálida, El Niño.

Cualquiera de ambas condiciones se expanden y persisten sobre las regiones tropicales por varios meses y causan cambios notables en las temperaturas globales, y especialmente en los regímenes de lluvias a nivel global. Dichos cambios se suceden alternativamente en períodos que varían de los cinco a los siete años y se tienen registros de su existencia desde épocas prehispánicas. REFLEXIÓN  

Ante esta e innegable y preocupante situación climática, los gobiernos de cada país además  de adaptarse a la actual perjudicial y aterradora realidad , sin populismo,  corrupción, demagogia y verdadera VOLUNTAD POLÍTICA, deben  empezar a educar y concienciar  a sus funcionarios y a la población en general visualizando el futuro sanitario de sus regiones, ello significa mejorar la sanidad, vivienda y  educación, con normas tendientes a prevenir o por lo menos a disminuir tantos riesgos así sea a mediano plazo.  

Las enfermedades transmitidas por insectos permanecerán como un reto importante para la salud pública en las próximas décadas.    

REFERENCIAS



Autor: Oscar Rivera García M.V.Z de la Universidad de Caldas egresado en el año, 1957. Asociado Decano de la Asociación Colombiana de Médicos Veterinarios y Zootecnistas Especialistas en Avicultura (AMEVEA). Gestor y Coordinador del PRIMER CONGRESO COLOMBIANO E INTERNACIONAL  DE ZOONOSIS. Manizales-Caldas-Colombia-Septiembre-2008. Exdocente de las Facultades de M.V.Z. de las Universidades La Salle y San Martín, Bogotá. Miembro Corporación RED Salud Pública Veterinaria (SPVet). Miembro Asociación Veterinarios Vida Silvestre (VVS). Docente del Aula Virtual Veterinaria de Veterinaria.org, España, en cursos de Bioseguridad y Zoonosis  



Comentarios