Inicio  » Baul  » Calculando la respuesta a la selección en su hato

Calculando la respuesta a la selección en su hato

Autor

Veterinaria.org

Fecha de publicación

31/01/2010

Resumen

El mejoramiento genético no significa comprar en otra región o en la misma región la raza mas bonita por su tipo o apariencia externa, esto lo que significa es introducción de razas que en cierto sentido van es a absorber las razas que se tienen en una región dada y con las cuales podemos producir.

Artículo

En estos días hablaba en la  Granja El Picure con unos estudiantes de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia sobre conceptos frecuentes en el mejoramiento genético animal, que en algunos casos son dudosos y se tornan difíciles de entender y  que por su falta de aplicabilidad práctica no se imponen en las explotaciones ganaderas. Como respuesta les indique que las dos herramientas con las cuales se hace mejoramiento genético son la Selección y los Cruzamientos y les explique con ejemplaridad algunas bases generales al respecto.  

El mejoramiento genético no significa comprar en otra región o en la misma región la raza mas bonita por su tipo o apariencia externa (por ejemplo. el color) o por el tamaño de las rejas o la atractiva giba que posee), esto lo que significa es introducción de razas que en cierto sentido van es a absorber las razas que se tienen en una región dada y con las cuales podemos producir. En cierto sentido estas características de tipo tiene un “valor” productivo pero no es lo significativo desde el punto de vista del mejoramiento genético animal En el mejoramiento genético se combinan la estadística con las matemáticas, se resuelven ecuaciones, se manejan promedios y probabilidades, se tratan poblaciones y esto es lo que nos parece difícil de resolver y de entender. Pero además, si no se llevan registros no podemos decir que estamos haciendo mejoramiento genético. Es común en el decir de los ganaderos que se esta mejorando genéticamente su hato. La pregunta es, ¿mejorando que?



La respuesta a la selección se mide a través de datos productivos que se deben registrar en el hato

Mediante la selección armonizada con un conveniente plan de cruces podemos obtener generación tras generación un mejoramiento genético y sus resultados se miden por el Progreso Genético (PG) o Respuesta a la Selección; esta respuesta esta en función factores genéticos y no genéticos, entre los cuales se pueden mencionar la heredabilidad (h²), el diferencial de selección (DS), el intervalo generacional (IG) y el grado con que varían estos parámetros o varianza de la población.

Como sus siglas los indican, El DS es la diferencia que existe entre la media de la población no seleccionada y la media de aquellos que fueron seleccionados; entre tanto, la h² es la proporción de las diferencias que se observan en los animales y que es transmitida a la descendencia, y   al mismo tiempo es un parámetro genético de una población dada en un tiempo determinado. Por otro lado, el IG lo podemos definir como la edad promedio de los padres cuando nacen sus hijos y varía inversamente con la tasa de reemplazo. 

En resumen PG = h² x DS  

Ilustremos estos conceptos con el siguiente ejemplo: Las vacas de un sistema de producción de doble propósito en el municipio de Arauca tiene en promedio una producción de 2.080 kilos de leche por lactancia; de esta población el ganadero escogió las 60 mejores vacas con una producción promedia de 2.451 kilos de leche por lactancia por encima del promedio del hato; se asume una h² para la producción de leche de 30% y un IG de 4,5 años  

PG =   h² x DS    = 0.30 (2451 – 2080) = 111,3 kilos de leche por generación 

Si a la producción por generación lo dividimos entre el IG, entonces obtenemos el  incremento en la producción de leche anual, que para nuestro caso es de 25 kilos Dicho en otras palabras, si seguimos trabajando con estas 60 vacas seleccionadas podríamos aumenta la producción de leche en el hato en la siguiente generación en 2191,3 kilos de leche (2080 + 111,3)    

Si llevamos buenos registros de producción de leche o de carne, con el trascurso del tiempo podríamos obtener el valor de cría esperado de nuestros animales porque tendríamos información de los ancestros y de la progenie en ese sentido podríamos hablar de mejoramiento genético

 

Fuente: Arcesio Salamanca C. Zootecnista. Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia. Universidad Cooperativa de Colombia, Arauca



 



Comentarios