Inicio  » Baul  » La Reconsulta Veterinaria.

La Reconsulta Veterinaria.

Autor

Veterinaria.org

Fecha de publicación

31/03/2012

Resumen

Si bien la mayoría de las consultas veterinarias primarias están vinculadas a enfermedades comunes, muchas no aportan todos los detalles del problema. Hay que realizar análisis complementarios, ...

Artículo

Los avatares de la vida moderna nos traen dificultades para lograr la excelencia.

A menudo trabajamos por hacer muchas cosas a la vez sin hacer ninguna realmente perfecta.

Los médicos veterinarios no estamos exentos de estos problemas y el propietario del animal tampoco. El facultativo realiza el diagnóstico previo e instaura un tratamiento preliminar. En ocasiones el dueño del animal trata de que no sea muy larga ni costosa la terapia. 

Pero una reconsulta se hace inevitable.

Si bien la mayoría de las consultas veterinarias primarias están vinculadas a enfermedades comunes, muchas no aportan todos los detalles del problema. Hay que realizar análisis complementarios, hay que esperar los resultados, hay que analizar éstos e incluso en las enfermedades poco comunes hay que consultar la literatura clásica y los nuevos avances al respecto. Eso lleva tiempo urgente y una reconsulta cuyo extensión depende de numerosos factores.

Esta consulta repetida a veces puede realizarse el propio día en la tarde, para evaluar el caso pasadas pocas horas. Otras veces es diaria, semanal, mensual o trimestral. Ello depende del análisis del facultativo y la evolución de la noxa.

A veces el veterinario no indica la reconsulta por desidia o tratando, erróneamente, de no dañar económicamente al dueño. Sin embargo las consecuencias pueden ser peores para el animal que es lo que más importa en ese momento: una recaída de la enfermedad , una resistencia a los antibióticos, la formación de un portador sano o una complicación patológica, entre otras.

Algunos veterinarios se quejan de que el dueño del animal no acude a la reconsulta.

Es un problema de conciencia del dueño respecto a la responsabilidad que adquiere con el animal bajo su cuidado y es responsabilidad del veterinario realizar la Educación Continuada respecto a ello. No acudir a una reconsulta podría implicar, en el mejor de los casos, la dificultad para la curación de la enfermedad del animal.

En casos más graves podría llegar a la muerte del mismo. En ocasiones existen acciones legales en las que el dueño puede verse en problemas innecesariamente.

La relación veterinario y propietario debe ser fraterna. Ambos desean la pronta cura del animal, defienden el bienestar del animal y sus preocupaciones giran en torno a ello. Los casos más complicados llenan de angustia a las dos partes. Lo peor es que el propietario subestime la importancia de realizar correctamente el tratamiento y la reconsulta.

A veces el propietario, lleno de problemas de los que actualmente nos llena la vida, se le hace difícil realizar el tratamiento correcto. Eso no ayuda al animal y lo pone en riesgo serio.

Hay que también tener en cuenta que no existe la magia para curar a un organismo, se necesita un proceso de curación. A menudo corto, a veces no tan corto. El veterinario ético tratará de no hacer muy cara la terapia, no solo por ayudar al dueño económicamente, sino tratando de no perder al cliente y evitar una curación lenta que haga sufrir al animal. Pero no puede abaratar un tratamiento caro cuando el animal lo necesite. El objetivo de su vida es salvar los animales. El propietario debe estar preparado para ello.

La reconsulta además, brinda al propietario la oportunidad de mantener una vinculación con el veterinario, que es importante para los tres: veterinario, dueño y animal. Es tambien, una tranquilidad para el dueño, percatarse de la preocupación del veterinario para con su animal.

La reconsulta debe formar parte del pensamiento del facultativo y convertirse en un modo de pensar y actuar para perfeccionar su trabajo.

Fernando Gispert, DMV
Jefe de Servicios Clínica 'Laika'
Diplomado Medicina Natural y Tradicional
Presidente Sociedad de Clínica y Cirugía
Secretario Buró Ejecutivo
Consejo Científico Veterinario
La Habana
Cuba
lisscruz@infomed.sld.cu
53 7 8609463



Comentarios