Inicio  » Noticias  » Los veterinarios pueden tener exclusividad de venta al por menor de fármacos para animales

Los veterinarios pueden tener exclusividad de venta al por menor de fármacos para animales

Autor

Fecha de publicación

10/03/2018

Resumen

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha emitido una sentencia en la que declara que una norma europea, relativa a la venta de productos y alimentos veterinarios, no se opone a la ley rumana y establece, en favor de los veterinarios, “la exclusividad en el comercio al por menor y en la utilización de productos biológicos, de productos antiparasitarios de uso especial y de medicamentos veterinarios”.

Artículo

El Tribunal Superior de Justicia de Bucarest solicitó al órgano judicial europeo orientación sobre la interpretación del Derecho de la Unión en relación con una normativa nacional que regula la estructura económica de los establecimientos farmacéuticos veterinarios por un litigio entre el Colegio de Medicina Veterinaria de Rumanía y la Asociación Nacional de Distribuidores de Productos Veterinarios.


Las cuestiones prejudiciales que se plantearon al TJUE se centraban en los límites de la norma rumana, que fue modificada y en la que se suprimió la obligación de presentar una copia del certificado de inscripción en el registro único de consultorios médico-veterinarios de Rumanía para la expedición de una autorización de funcionamiento para farmacias veterinarias y otros puntos de venta.

El magistrado consideró que dicha norma es “controvertida” pero que no se opone a ninguna norma de la Unión relativa a los servicios en el mercado interior. Sin embargo, recordó que el artículo 15 de la Directiva 2006/123 del Parlamento Europeo y del Consejo exige que el capital social de los establecimientos que comercializan al por menor con medicamentos veterinarios pertenezca exclusivamente a uno o varios veterinarios. 

Por último, en la sentencia el juez señala que dado que el procedimiento tiene el carácter de un incidente promovido ante un órgano nacional rumano, le corresponde a este resolver las cosas y considera que los gastos efectuados por quienes, no siendo partes del litigio principal como las sociedades que apoyaron a estas asociaciones, presentaron observaciones durante el proceso ante el TJUE, no pueden ser objeto de reembolso.



Comentarios